• Crecimiento de mi empresa
    • Expansión internacional
    • Crecimiento

Oportunidades que abre el T-MEC para la región

  • 2 min
  • Artículos

En medio de un entorno comercial inusual, la estabilidad continua de la relación comercial de América del Norte es clave para el crecimiento de la región. Para América del Norte como un bloque, el T-MEC proporciona un marco actualizado para que Estados Unidos, Canadá y México se adentren en el futuro.

El tratado comercial tiene como objetivo apoyar el comercio entre los países participantes, fomentar el comercio libre y justo e impulsar el crecimiento económico en América del Norte. El pacto es significativo ya que Canadá y México son dos de los mayores socios comerciales de Estados Unidos.

Aumento de la productividad

El T-MEC está diseñado para fortalecer la capacidad de América del Norte de competir con rivales globales en una variedad de formas que reduzcan las barreras al comercio, incentiven la producción conjunta y fortalezcan la capacidad de las cadenas de suministro ya existentes para volverlas más eficientes y resilientes.

Esta oportunidad se materializa con las nuevas disposiciones y mecanismos que deberían facilitar el flujo de bienes y servicios en las fronteras, por ejemplo, si los tres países pueden mejorar la digitalización y la rapidez de los trámites aduaneros.

El aumento de la competitividad debería ser evidente en la aplicación de nuevas disciplinas en relación con los flujos de datos y servicios transfronterizos, ya que el Internet será cada vez más la puerta de entrada para la prestación de servicios y para la gestión eficiente de las redes de producción y logística.

El nuevo acuerdo estipula una cooperación reguladora mejorada que puede reducir significativamente los costos en las vastas redes de coproducción en la región y proporcionar ahorros para los consumidores, al tiempo que garantiza que se aborden bien las preocupaciones de seguridad y salud.

Uno de los mecanismos potenciales más prometedores del T-MEC es el establecimiento de un Comité de Competitividad. Si los tres gobiernos utilizan este nuevo comité para analizar seriamente los factores, pasos y políticas que pueden aumentar la competitividad en América del Norte, este diálogo podría ayudar a que el tratado comercial sea un acuerdo con visión de futuro que ayude a abrir oportunidades para el crecimiento y la prosperidad.

Cadena de suministros

Las adiciones y cambios al T-MEC mejoran la eficiencia de la cadena de suministro al adoptar un enfoque y un uso más modernos y sistemáticos de la tecnología de la información que no estaba presente en el antiguo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El T-MEC incorpora secciones nuevas y actualizadas sobre temas como derechos de propiedad intelectual, comercio digital y derechos laborales basados ​​en el TLCAN original. El acuerdo aborda muchos problemas transfronterizos existentes y la burocracia.

El nuevo tratado comercial introduce el concepto de “ventanilla única” para la presentación de documentos con múltiples agencias gubernamentales. El TLCAN original no abordó tales requisitos sistemáticos entre las partes.

El T-MEC no solo requiere que cada parte tenga un sistema de ventanilla única, sino que exige que cualquier persona que use el sistema debe poder ver el estado de sus bienes, incluida la agencia que está reteniendo la liberación. Anima a las partes a utilizar los estándares de la Organización Mundial de Aduanas y a desarrollar sistemas que sean similares a los de la otra parte.

Otro beneficio es el aumento del monto de minimis, otorgando exención de derechos de aduana y despacho expedito de envíos basado en documentación mínima o en una sola presentación de información.

El acuerdo también enfatiza la necesidad de un trato uniforme de las importaciones en los puertos y cruces fronterizos. Establece que cada parte aplicará sus procedimientos aduaneros relacionados con la importación, exportación y tránsito de mercancías de una manera que sea "transparente, predecible y consistente en todo su territorio".

Esto incluye la aplicación de procedimientos aduaneros, incluidas las determinaciones sobre clasificación arancelaria y valoración en aduana de las mercancías. Un puerto puede tratar una clasificación arancelaria o el valor de un artículo de manera diferente a otro, por lo que el acuerdo enfatiza la necesidad de que los puertos trabajen juntos en caso de una discrepancia.

El acuerdo prácticamente elimina la necesidad de presentar documentación impresa para el despacho de aduanas, ya que la presentación de documentos electrónicos se tratará de la misma manera que los documentos en papel. Además, las partes que reciban copias electrónicas de la documentación del envío deben minimizar el uso de papel.

Saca ventaja del T-MEC

México ha experimentado un importante desarrollo y crecimiento económico en los últimos años, y la puesta en marcha de este gran acuerdo comercial pone en ventaja a las empresas locales para producir y comerciar sus productos.

En HSBC México queremos que aproveches todas las oportunidades que el T-MEC ofrece para las empresas. Ya sea con nuestros sistemas para agilizar los pagos y cobros, o con financiamiento en la cadena de suministro, siempre estaremos de tu lado para lograr el crecimiento de tu negocio en el bloque comercial más grande del mundo.

Fuentes:

https://www.wilsoncenter.org/article/usmca-becomes-reality