• Sustentabilidad
    • Soluciones verdes
    • Sustainable Supply Chain

Crédito verde de HSBC México acompaña a empresas en sus proyectos de eficiencia energética

  • Artículos

Grupo Frialsa, empresa mexicana de la cadena de frío, recibió un crédito en el primer semestre del 2021 de 118 mdp para obtener liquidez sobre una inversión realizada en la adquisición de paneles solares en 22 de sus centros de distribución. El financiamiento, otorgado con fondeo de FIRA permitirá a la empresa producir cerca del 15% de la energía eléctrica que requiere en un año de operación.

HSBC México otorgó un crédito verde por 118 millones de pesos a Grupo Frialsa, empresa mexicana de soluciones logísticas integrales de almacenaje y distribución en la cadena de frío, con el cual podrá obtener el retorno de la inversión que realizó en la compra e instalación de paneles solares para obtener electricidad más limpia.

Grupo Frialsa es una compañía creada en 1986 que cuenta con 24 centros de distribución en el país, que representan ciento ocho millones de pies cúbicos de superficie. Sus procesos requieren un alto consumo de electricidad para almacenar los productos refrigerados o congelados que les demandan sus clientes de distintas industrias como, cárnica, panadería, pescados y mariscos, frutas y verduras, entre otras.

La empresa invirtió el año pasado en la compra e instalación de paneles solares en 22 de sus centros de distribución en el país, lo cual le permitirá generar cerca del 15% de la electricidad que requiere. El concepto se denomina generación distribuida y significa generar la energía limpia en el mismo sitio donde se consume.

Los 22 sistemas fotovoltaicos, diseñados, instalados y monitoreados por Enlight, empresa de energía solar distribuida en México están conformados por 29 mil 681 paneles solares, los cuales entregarán una potencia total de 10 mil 851.63 kWp y 15 mil 839.26 MWh de generación de energía limpia al año.

La puesta en marcha del proyecto de paneles solares de Grupo Frialsa equivale a:

  • 9,200 toneladas de CO2 mitigados anualmente.
  • 1.1 billones de litros de agua ahorrados al año, necesarios para generar la misma cantidad de energía con fuentes no renovables.

“Para HSBC México es un orgullo formar parte de la estrategia de generación distribuida de Grupo Frialsa, la cual apoya la reducción de emisiones, genera eficiencias en el consumo de electricidad y acompaña los compromisos con la sustentabilidad de ambas partes. El crédito verde de HSBC asegura el compromiso de reportar el beneficio en energía limpia generada en los siguientes años y da liquidez a Grupo Frialsa para nuevos proyectos”, dijo Juan Carlos Pérez Rocha, director general adjunto de Banca de Empresas de HSBC México.

“En Grupo Frialsa tenemos un firme compromiso con el medio ambiente y con nuestros clientes. La instalación de paneles solares en 14 entidades del país, en coordinación con la empresa de generación distribuida Enlight, nos permitirá impactar de manera positiva el medio ambiente, a través del uso de energía renovable en los siguientes años. Tenemos otros proyectos ambientales de, energía eólica, uso de agua pluvial, aislamiento térmico, así como de reducción de huella de carbono en vehículos. Reafirmamos nuestro compromiso implementando proyectos que generen un impacto positivo y sostenible en nuestro medio ambiente”, dijo Luis Jorba director general de Grupo Frialsa.

El crédito verde contó con el fondeo de FIRA (Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura) y la colocación de HSBC México. Grupo Frialsa podrá destinar al pago del crédito una parte de los ahorros por eficiencias que tendrá con la operación de los paneles solares. Tal como lo establecen los créditos verdes, la empresa cumplió con diferentes criterios para acreditar su proyecto y respaldar que los recursos se destinaron a fines sustentables.

HSBC otorga créditos verdes desde el 2019, los cuales están dirigidos a empresas de diferentes industrias interesadas en invertir en proyectos de algunas de las siguientes categorías: Energía renovable, eficiencia energética, edificios verdes, transporte limpio, productos eco-eficientes y/o economía circular, gestión sostenible de aguas y aguas residuales, prevención y control de contaminación, conservación de biodiversidad terrestre y marina, y adaptación al cambio climático.